Pacientes

Pacientes

¿Qué es la Osteoporosis?

• La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la osteoporosis como una enfermedad esquelética sistémica progresiva caracterizada por baja masa ósea y deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, con el consiguiente aumento de la fragilidad del hueso y susceptibilidad a fracturas (1).

• La Osteoporosis es una de las principales causas de fractura en personas mayores de 50 años. Las fracturas osteoporóticas, también conocidas como fracturas por fragilidad, por lo general resultan de una caída desde la propia altura del paciente, desde la bipedestación o tras un impacto bajo (2). Se asocian a alta mortalidad, a secuelas y a comorbilidades, tanto físicas como psicológicas, potencialmente graves y complejas.

• La fractura de cadera es la complicación más habitual de la osteoporosis y la que conlleva la morbimortalidad más elevada, especialmente en las personas mayores de 65 años. Aproximadamente, un tercio de los individuos que sufren una fractura de cadera morirán durante el año siguiente a la fractura (3). Alrededor de la mitad de los pacientes que sobreviven ya no podrán vivir de forma independiente después de la resolución de la lesión (3).

• Es posible que, comparada con otras patologías crónicas como las de origen cardiovascular, metabólico o respiratorio, la osteoporosis parezca menos relevante como problema de salud pública (4). Sin embargo, la osteoporosis suma una carga muy significativa en los pacientes con otras patologías crónicas que ya incurren en alta carga por enfermedad y elevada demanda de atención médica (5–7) (8). Las fracturas por fragilidad ósea son la cuarta enfermedad crónica con mayor impacto (9).

La magnitud del problema de la osteoporosis y de las fracturas por fragilidad en España

• En España, la mortalidad a los cuatro meses tras una fractura de cadera alcanza el 11% (10). Se calcula que, en la población española mayor de 50 años, el 20% de las mujeres y el 18% de los hombres están en riesgo de sufrir una fractura osteoporótica principal (fractura femoral, vertebral, humeral proximal o de antebrazo distal) a lo largo de la vida (9). Tras una primera fractura, existe un riego inminente de sufrir otra fractura durante los dos primeros años siguientes (9).

• Las fracturas por fragilidad ósea también afectan a personas laboralmente activas: un 20% de las fracturas en la población española se producen en la edad previa a la jubilación. Se calcula que la duración media de una baja laboral por enfermedad tras una fractura por osteoporosis es de 13 días por cada 1000 personas (9).

• Así, la carga de las fracturas por fragilidad ósea es mayor que la asociada al accidente cardiovascular con una pérdida de 12 años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) por cada 1000 personas mayores de 50 años (9). También causan un deterioro importante de la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) de los pacientes. En España, en 2017, se perdieron 118.825 años de vida ajustados por calidad (AVAC) debido a fracturas por fragilidad ósea, de los cuales el 57 % de ellos fue atribuible a fracturas sufridas por mujeres (9).

• Se espera que los costes sanitarios asociados a las fracturas por fragilidad ósea que, en 2017 se cifraron en 4.200 millones de euros, aumenten más de un 30% en la próxima década debido al incremento de la incidencia de las fracturas por fragilidad ósea (9). El 62% de los costes totales se atribuye a fracturas de cadera, aunque sólo supone aproximadamente el 20% de las fracturas totales en España (9).

• Sin embargo, a pesar de la creciente prevalencia y de la gran carga que conlleva, menos del 20% de los pacientes con osteoporosis son diagnosticados por lo que se trata de una enfermedad infradiagnosticada (11). Además, la mayoría de los pacientes fracturados no reciben tratamiento para prevenir fracturas recurrentes (9) (12).

La magnitud del problema de la osteoporosis y de las fracturas por fragilidad en Islas Baleares

• En Islas Baleares, el envejecimiento natural de la población implica que un número progresivamente más alto de personas de ambos sexos tengan riesgo alto de sufrir osteoporosis y, por tanto, de fracturas por fragilidad. Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), la población de las Islas Baleares en 2033 será de 1.420.160 habitantes, con un 22% de personas mayores de 65 años (13).

• En Mallorca, la prevalencia de osteoporosis en mujeres postmenopáusicas fue del 40,7%, en columna lumbar y del 9,18%, en el cuello del fémur en el año 2003-2004 (14). Entre los años 2000 y 2002, el 87,6% de las personas mayores de 65 años que sufrieron una fractura de cadera (72% mujeres) necesitaron una estancia media en el hospital de 10,88 (±13,09) días, con una mortalidad asociada del 4,1% (15).

¿Cómo se detecta la osteoporosis?

Una radiografía no detecta la osteoporosis en la fase inicial. Sin embargo, en la actualidad se dispone de una técnica llamada densitometría que mide con precisión la masa ósea y permite hacer un diagnóstico precoz de la enfermedad.

El diagnóstico de osteoporosis puede establecerse ante la aparición de fracturas sin o con un mínimo traumatismo, incluso sin documentar la existencia de baja densidad mineral ósea (DMO). Por ejemplo, se puede asumir que una fractura vertebral aparecida en una mujer de más de 70 años al recoger un pañuelo del suelo es osteoporótica si, por la historia, la exploración y las pruebas precisas, se descartan otras etiologías. Los métodos para el diagnóstico de la osteoporosis. El diagnóstico densitométrico de osteoporosis postmenopáusica (OMS, 1994) se establece en categorías basadas en los valores de DMO de mujeres adultas jóvenes.


El número de desviaciones estándar (DE) en relación con la media de las adultas jóvenes, “T-score”, define el diagnóstico:
Niveles séricos 25(OH) Vitamina D Estatus
Normal Mayor de -1
Osteopenia Entre -1 y -2,5
Osteoporosis Menos o igual a -2,5
Niveles séricos 25(OH) Vitamina D Estatus
Normal Mayor de -1
Osteopenia Entre -1 y -2,5
Osteoporosis Menos o igual a -2,5
Diagnóstico densiométrico de la OP postmenopáusica
Exploraciones complementarias:
Marcadores óseos y otras pruebas analíticas
Radiología

La determinación de marcadores de remodelado no es útil para el diagnóstico de la osteoporosis, aunque puede complementar la información aportada por la medida de la DMO. (Fuente: Fhoemo)

Consecuencias de la disminución de la masa ósea

La principal consecuencia de la Osteoporosis es la fractura del hueso. Se calcula que esta enfermedad ocasiona más de 1,3 millones de fracturas de vértebras, cadera y muñeca en el mundo cada año. Las fracturas osteoporóticas o por fragilidad pueden producirse en cualquier hueso del esqueleto, aunque los más comúnmente afectados son el radio distal (fractura de Colles), las vértebras, y la extremidad proximal del fémur o fractura de cadera. Los pacientes con fracturas osteoporóticas pueden presentar manifestaciones clínicas, como dolor, pérdida de estatura, cifosis y/o escoliosis, y tienen peor calidad de vida y mayor riesgo de mortalidad que el resto de la población.

Las consecuencias de la osteoporosis son muy amplias, incluyendo las esferas física, psicosocial y económica del paciente y produciendo un notable impacto también en su familia y la comunidad. En un estudio efectuado en nuestro país, en Gran Canaria, durante 5 años, se observó que el 90% de los pacientes que sufrían una fractura de cadera provenían de sus domicilios, pero en el momento de su alta menos de la mitad volvían a ellos, siendo remitidos a centros de rehabilitación y de crónicos. Además de la elevada morbilidad, las fracturas por fragilidad, tanto las vertebrales como las de cadera, producen una notable mortalidad. Al año de haberse producido la fractura de cadera, han fallecido el 30% de los pacientes y, a los dos años, cerca del 40%.(Fuente: Fhoemo)

Factores de riesgo de la osteoporosis

Factores comunes

  • Raza: (sólo en el modelo de EE.UU.: blanca, hispana, afroamericana, asiática)
  • Edad: acepta edades entre 40 y 90 años
  • Sexo: hombre-mujer
  • Peso (kg) y talla (cm): empleados para calcular el IMC Fractura previa: en la vida adulta de forma espontánea, o traumática que en un individuo sano no se hubiera producido
  • Antecedente familiar: padres con fractura de cadera
  • Corticoides: 5 mg prednisona/día durante 3 meses en o actual
  • Artritis reumatoide (diagnóstico confirmado)
  • Tabaquismo (actual)
  • Consumo de alcohol: 3 medidas al día
  • Osteoporosis secundaria a:
  • Diabetes mellitus tipo 1 - Osteogénesis imperfecta en adultos
  • Hiperparatiroidismo de larga evolución no tratado
  • Hipogonadismo o menopausia prematura (< 45 años) - Desnutrición crónica o malabsorción intestinal
  • Enfermedad hepática crónica
  • DMO: en T-score o en g/cm² del cuello femoral

Entidades asociadas a baja masa ósea

  • Trastornos de la conducta alimentaria
  • Osteomalacia
  • Hiperparatiroidismo
  • Hipertiroidismo
  • Hipogonadismo
  • Síndrome de Cushing
  • Hiperprolactinemia con trastornos del ciclo menstrual
  • Insuficiencia renal crónica
  • Litiasis renal, hipercalciuria
  • Enfermedades hepáticas crónicas (cirrosis biliar primaria, hepatitis crónicas)
  • Sindrome de malabsorción
  • Enfermedad celiaca
  • Gastrectomia; cirugía bariátrica
  • Artropatias inflamatorias crónicas
  • Diabetes tipo 1
  • Osteogénesis imperfecta
  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Inmovilización prolongada (más de 3 meses)
  • Enfermedades hematológicas crónicas
  • Mieloma múltiple
  • Neoplasias hematológicas
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de próstata
  • Neoplasias en general
  • Sida

Fármacos que se asocian con disminución de la densidad ósea y/o mayor fragilidad ósea

  • Corticoides (5 mg prednisona/día durante 3 meses o más) Hormona tiroidea en dosis supresivas de la TSH
  • Análogos de la GnRH
  • Antiandrógenos Inhibidores de la aromatasa
  • Anticonvulsivos
  • Anticoagulantes
  • Furosemida
  • Tiazolidindionas
  • Litio
  • Inhibidores de la bomba de protones
  • Antiácidos que contienen aluminio
  • Colestiramina
  • Antirretrovirales
  • GnRH: hormona liberadora de gonadotropina; TSH: hormona tiroestimulante.

¿Cuándo tengo que preocuparme?

Es aconsejable realizar una revisión y un screening cuando tenemos antecedentes familiares o personales de osteoporosis y mucho mas cuando se han detectado fracturas previas o pruebas complementarias que han demostrado una reducción significativa de la masa mineral ósea.
Ciertos tipos de patologias previas o tratamientos farmacologicos con corticoides u otros farmacos que actuan sobre el metabolismo óseo nos haran aconsejable hacer una revision del estado óseo y realizar una evaluacion de factores de riesgo ayudandonos ha decidir si se deben tomar medidas preventivas.

Prevención de la Osteoporosis

Llevar una alimentación equilibrada que asegure un adecuado aporte nutricional es una garantía para mantener la salud ósea y para ayudar a disminuir el riesgo de fractura. Los nutrientes básicos que se deben asegurar en las personas que padecen osteoporosis son la vitamina D y el calcio.

Vitamina D

La vitamina D es fundamental para que el organismo absorba el calcio procedente de los alimentos o de los suplementos tomados. Además, fortalece los músculos y regula los niveles de calcio en sangre y la cantidad del mismo que se deposita en los huesos.

Es especialmente importante que las mujeres menopáusicas con osteoporosis se aseguren tener unos niveles adecuados de vitamina D.

¿Cómo se puede obtener la vitamina D?

Luz solar: una de las mejores formas de absorber la vitamina D es a través de los rayos UV de la luz del sol, siempre de forma saludable y responsable. También es recomendable exponer amplias zonas del cuerpo al sol, por lo que los paseos al aire libre son una buena forma de obtener la cantidad diaria necesaria.

Alimentación: algunos alimentos también contienen vitamina D, especialmente la leche y los productos lácteos, hígado, ostras, pescados grasos, frutos secos o la yema de los huevos. A pesar de que estos grupos de alimentos son ricos en vitamina D, exponerse al sol es necesario para que esta se active en nuestro organismo, por lo que los paseos al aire libre son una buena forma de hacerlo.

Acciones de la vitamina D

Tiene varios efectos sobre el riñón, intestino y guesos
Incrementa la absorción de calcio y fosfato extracelular
Contribuye a la regulación mediante retroalimentación negativa
Incrementa la absorción de calcio y fosfato
En ausencia de vitamina D, la PTH causa efecto de la resorción ósea

¿Qué pasa cuándo tenemos déficit de Vitamina D?

Baja la absorción intestinal de calcio
Decrece el calcio iónico plasmático
Hiperparatiroidismo secundario
 Baja RTP que afecta a Fosfatemia
Aumenta el recambio óseo, disminuyendo la masa ósea y la mineralización

Metabolismo de la Vitamina D

La luz solar llega a nuestra piel y forma dehidrocolesterol
Este se convierte en Vitamina D3 que absorbe el hígado
El hígado a su vez absorbe mediante la alimentación vitamina D3 y D2
Lo envía al riñón en forma de hidroxivitamina D3
Esto hace que se regule nuestros niveles de calcio en el cuerpo

Niveles normales de la Vitamina D

Niveles séricos 25(OH) Vitamina D Estatus
<20 ng/ml  Déficit
21-29 ng/ml Insuficientes
>30-76 ng/ml Suficientes
>150 ng/ml Intoxicación
Niveles séricos 25(OH) Vitamina D Estatus
<20 ng/ml  Déficit
21-29 ng/ml Insuficientes
>30-76 ng/ml Suficientes
>150 ng/ml Intoxicación
N Engl J Med 2007 357 266-81 N Engl J Med 2011,36424854

¿Por qué estos niveles?

  • Niveles de 30 ng/ml se conseguían una mayor absorción del calcio intestinal y a la vez un nivel menor de PTH.
  • La mayoría de los laboratorios utilizan rangos por debajo de lo normal.

Tratamiento no farmacológico de la osteoporosis

¿Cómo prevenir una fractura?

  • Dieta rica en calcio
  • Realizar actividad física moderada
  • Evitar el sedentarismo
  • Evitar hábitos tóxicos
  • Aprender a prevenir caídas
  • Correctas normas posturales

Tratamiento farmacológico de la osteoporosis

La osteoporosis tiene diferentes opciones de tratamiento farmacológico, una vez que los aspectos preventivos han fallado o de una manera concomitante con ellos y con la mejora de los hábitos de vida.
Sin duda, cuando sea necesario, su médico sabrá escoger el tratamiento más adecuado a las circunstancias, a su estado óseo en el momento del diagnóstico, y en combinación con otros fármacos que pueda tomar por otras patologías.

Bibliografía

1. NIH Consensus Development Panel on Osteoporosis Prevention Diagnosis and Therapy. Osteoporosis prevention, diagnosis, and therapy. JAMA. 2001;285(6):785–95.
2. Tebé C, del Río LM, Casas L, Estrada MD, Kotzeva A, Di Gregorio S, et al. Factores de riesgo de fracturas por fragilidad en una cohorte de mujeres españolas. Gac Sanit. 2011;25(6):507–12.
3. British Orthopaedic Association. THE CARE OF PATIENTS WITH FRAGILITY FRACTURE [Internet]. British Orthopaedic Association. 2007. Available from: www.boa.ac.uk
4. Valverde Diez C. Osteoporosis: conocimiento de los profesionales de enfermería. Rev Enfermería C y L. 2014;6(1):60–72.
5. de Vries M, Seppala LJ, Daams JG, van de Glind EMM, Masud T, van der Velde N, et al. Fall-Risk-Increasing Drugs: A Systematic Review and Meta-Analysis: I. Cardiovascular Drugs. J Am Med Dir Assoc. 2018 Apr 1;19(4):371.e1-371.e9.
6. Seppala LJ, Wermelink AMAT, de Vries M, Ploegmakers KJ, van de Glind EMM, Daams JG, et al. Fall-Risk-Increasing Drugs: A Systematic Review and Meta-Analysis: II. Psychotropics. J Am Med Dir Assoc. 2018 Apr 1;19(4):371.e11-371.e17.
7. Seppala LJ, van de Glind EMM, Daams JG, Ploegmakers KJ, de Vries M, Wermelink AMAT, et al. Fall-Risk-Increasing Drugs: A Systematic Review and Meta-analysis: III. Others. J Am Med Dir Assoc. 2018 Apr 1;19(4):372.e1-372.e8.
8. Thayer SW, Stolshek BS, Gomez Rey G, Seare JG. Impact of osteoporosis on high-cost chronic diseases. Value Heal [Internet]. 2014;17(1):43–50. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.jval.2013.11.004
9. Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF). Huesos rotos, vidas rotas: guía para mejorar la atención a las fracturas por fragilidad en España [Internet]. Nyon; Available from: http://share.iofbonehealth.org/EU-6-Material/Reports/IOF Report_SPAIN_DIGITAL_SP.pdf
10. Prieto-Alhambra D, Reyes C, Sainz MS, González-Macías J, Delgado LG, Bouzón CA, et al. In-hospital care, complications, and 4-month mortality following a hip or proximal femur fracture: the Spanish registry of osteoporotic femur fractures prospective cohort study. Arch Osteoporos. 2018;13(1).
11. Boudreau DM, Yu O, Balasubramanian A, Wirtz H, Grauer A, Crittenden DB, et al. A Survey of Women’s Awareness of and Reasons for Lack of Postfracture Osteoporotic Care. J Am Geriatr Soc. 2017 Aug 1;65(8):1829–35.
12. Sáez-López P, Ojeda-Thies C, Alarcon T, Muñoz Pascual A, Mora-Fernández J, González de Villaumbrosia C, et al. Registro Nacional de Fracturas de Cadera (RNFC): resultados del primer año y comparación con otros registros y estudios multicéntricos españoles. Rev Esp Salud Publica. 2019;93(1):e1–19.
13. Instituto Nacional de Estadistica - INE. Demografia y población [Internet]. INEBase. Available from: https://www.ine.es/dynInfo/Infografia/Territoriales/capituloGraficos.html#!mapa
14. Juan Mas A, Cabanes Martín T, Marí Solivellas B. Prevalencia de osteoporosis y su asociación a factores de riesgo en personas mayores de ambos sexos en Mallorca. Med Balear. 2007;22(3):9–24.
15. Alvarez-Nebreda ML, Jiménez AB, Rodríguez P, Serra JA. Epidemiology of hip fracture in the elderly in Spain. Bone. 2008;42(2):278–85.

Patrocinan:

Patrocinan:

Diseño web por UXperiencia